Asistencia pública en Antofagasta: el Hospital del Salvador

Salud y enfermedades en el norte salitrero a inicios del siglo XX

Producto de las malas condiciones habitacionales y de higiene, a inicios del siglo XX el Estado implementó una serie de políticas públicas en Antofagasta, entre las que destacó la remodelación del Hospital del Salvador.

Enfermedades como el tifus, la viruela, la tisis pulmonar y el cólera fueron las más frecuentes a inicios del siglo XX. En su mayoría afectaron a los sectores populares debido a las malas condiciones habitacionales y de higiene que sufrían tanto en la ciudad como en las oficinas salitreras.

A inicios del siglo XX, el Estado implementó una serie de políticas públicas en Antofagasta para abordar la cuestión social y sanitaria, entre las que se contó la remodelación del Hospital del Salvador y el emplazamiento de un sistema de alcantarillado en la parte baja de la ciudad.

A diferencia de otras regiones del país, en el norte los problemas sanitarios se acrecentaron producto de las condiciones geográficas que dificultaban la eliminación de excretas y el aprovisionamiento de agua para consumo cotidiano.

Las altas tasas de mortalidad se concentraban fundamentalmente en niños y párvulos entre 0 y 7 años, quienes en caso de sobrevivir a la infancia, se enfrentaban a complicaciones derivadas del trabajo intenso, el frío en invierno y la desnutrición.

La insalubridad y el hacinamiento habitacional empeoraban este escenario, pues las viviendas eran húmedas durante el invierno y muy calurosas en el verano debido a que contaban con escasa ventilación para el ingreso de la luz y la circulación del aire.

A comienzos del siglo XX, entre las principales enfermedades sufridas se encontraban:

  • Tisis pulmonar: superaba el 30% de los fallecimientos ocurridos en los hospitales.
  • Tifus: transmitida por ácaros o piojos. A inicios del siglo XX, los médicos comprobaron su carácter contagioso y recomendaron la construcción de salas especiales para su tratamiento.
  • Viruela: contaba con diagnóstico y tratamiento efectivo desde los inicios del siglo XIX, sin embargo seguía siendo una de las enfermedades más comunes, especialmente cuando adquiría características de epidemia.
  • Silicosis: tipo de fibrosis pulmonar incurable, derivada de la exposición al sílice producto de las faenas mineras. Generaba discapacidad permanente y pérdida temprana de vida (Cruz, s/f).

Nuevos conocimientos médicos y su impacto en las políticas públicas

La incorporación del Norte Grande a Chile producto de la guerra del Pacífico, impulsó a las autoridades médicas del país a estudiar la relación existente entre las enfermedades y el medio geográfico.

Los médicos debieron ampliar sus estudios para responder a problemas epidemiológicos propios de las zonas más cálidas que no se encontraban en el resto del país.

A fines del siglo XIX, la teoría médica de los "malos humores" se cuestionó y en su reemplazo se difundieron nuevos conocimientos basados en el carácter bacteriológico de las enfermedades y en los descubrimientos del químico francés Louis Pasteur.

La apertura de la Universidad de Chile y la creación de su Facultad de Medicina en 1842, resultaron decisivas para avanzar en el tratamiento y diagnóstico de estas dolencias. En esa sede se creó un espacio en el que los médicos presentaban y discutían las conclusiones que extraían de la atención de casos en los hospitales de la época.

La elite política e intelectual asumió una actitud educativa y normalizadora hacia la población, al generar una serie de disposiciones que castigaban la transgresión de las normas sanitarias en espacios públicos y privados.

Este tipo de medidas se dirigieron fundamentalmente a los sectores populares, pues las clases dirigentes atribuían sus padecimientos a su ignorancia y degradación moral.

A mediados de la década de 1870 comenzó a implementarse la enseñanza de la higiene en las escuelas y liceos, y se introdujo la gimnasia en el currículo escolar, ya que se esperaba que de esta práctica surgiera una cultura del cuidado del cuerpo inexistente hasta ese momento.

Asistencia pública en Antofagasta: el Hospital del Salvador

El Hospital del Salvador fue el primer centro de salud del Norte Grande. Construido originalmente por el Estado boliviano, tras la guerra del Pacífico y las constantes migraciones a las oficinas salitreras, fue remodelado y reinaugurado en 1913.

Galerías

Medicamentos utilizados en el Hospital del Salvador

Sal de uvas, antisépticos y cloruro de sodio son algunos de los remedios empleados en el Hospital del Salvador, que hoy integran la Colección Histórica del Museo.

Detalle plano original Hospital del Salvador, proyecto de construcción del Departamento de Asistencia Pública, 1920.

Planos de reconstrucción del Hospital del Salvador en Antofagasta

Los planos originales con que cuenta el Museo datan de la reconstrucción del Hospital del Salvador en la década de 1920, cuando se edificaron nuevos espacios como salas, pabellones y servicios higiénicos.

readspeaker